El Ozono puede inactivar o matar los virus, bacterias y hongos que son tan comunes en las patologías dentales, al tiempo que ayuda a la curación a través de un suministro mejorado del riego sanguíneo. Los tratamientos dentales mediante el uso de Ozono son mínimamente invasivos a la vez que indoloros y pueden disminuir el tiempo total de atención médica considerablemente.

El Ozono en el ámbito dental puede ser aplicado tras burbujearse a través de agua, o simplemente usarse como gas. Mediante una pieza de mano un profesional médico puede dirigir el agua ozonizada o el gas de ozono directamente hacia el área problemática.

Un sistema de agua que puede ser ozonizada directamente en el momento que se necesita encuentra múltiples usos en una clínica dental. Múltiples estudios e investigaciones indican que el Ozono puede ser una adición muy beneficiosa para cualquier práctica dental.


Productos Recomendados:

Dental Ozone Handpiece.

On Demand Chilled Ozonated Water System.